Todos nos volvemos locos alguna vez.

domingo, 19 de septiembre de 2010

De segunda mano

Horas para saber.
Risas en la pared.
Inminente cuestión.
Evitable lugar.

Menos espero,
Tu recobeco.
Risas desdibujadas.
Olor a alcohol.

Viaje de ida,
A tus pupilas.
impenetrable razón.
Muros siniestros.

Negar, derribar,
Es llegar a alcanzar.
Ambiguo sentimiento.
Deseo de cruzar.

Mediocre corazón,
Que yo anido.
Momento preciso.
De un vuelo maestro.

Dispongo a partir,
en campos cebados.
Tu atrevimiento confuso.
Intencionado y malvado.

Patada en el pecho,
y triste caída.
Predecible reacción.
Secreto.

Querer y repeler,
es mi momento de calma.
Y aunque lo quieras oir.
No habrá lamento tajante.

Habrá canción desmedida,
y no habrá horas en vano.
Juego de rol inventado.
Pétalo exagerado.


Menos mas menos es más.
Ilusa desilusión.
Apoderarte de toda,
Riqueza escondida.

Desojo de segundos.
Disfraz de sueños.
Estatua de sal.
Que solo mira hacia atrás.

Camino de llamas,
ya no puedo tocarte.
Y cada vez que te vas.
Te vas conmigo en tu mano.

Sollozo lunar,
Timidez menguante.
Inundación de silencio.
Y ya no soy diferente.

Sol achicharrante,
Cruz de frio metal.
Solo recuerdo.

Un suspiro en tu cuello.
Una vida en mi mano.
Un abrazo partido.
Una foto inborrable.
Un papel a mis pies.
Un sonido al revés.
Una voz de silencio.
Un apretón de manos.
Un beso sin boca.
Un pelo deseado.

Nada.
Algo.
Todo.
Casi.



Si no me inspiras, no escribo.
Si no me miras, me pierdo.
Si me miras, me inspiras.
Si me pierdo, escribo.

Si me lastimas, te quiero.

2 comentarios: